Entrada destacada

Premio DIPC de Divulgación

viernes, 29 de julio de 2011

Los grandes problemas de la física experimental actual

Como ya expliqué anteriormente los problemas que considero se encuentran en la vanguardia de la física teórica creo que es justo que haga lo mismo para nuestros compañeros los experimentales. Así que aquí está la lista de los problemas más interesante, en mi opinión, de la física del momento.


Ondas gravitacionales

Como ya hemos hablado en post anteriores la Relatividad General es una de las teorías más satisfactorias de la actualidad. Con ella se explican infinidad de sucesos experimentales, como la órbita de Mercurio, la dilatación temporal debido a la gravedad o las lentes gravitacionales. Sin embargo hay un fenómeno que la teoría  predice y que aún no ha sido observado, las Ondas Gravitacionales.

Según la teoría estas ondas se originarían cada vez que un cuerpo con masa se acelera y serán más grandes cuanto mayor sean la masa y la aceleración. Por supuesto los principales candidatos a generarlas serán estrellas u otros cuerpos en órbita. Igualmente se espera que la formación de un agujero negro origine unas ondas gravitacionales considerables. 

Ondas gravitacionales originadas por dos cuerpos masivos en órbita. Fuente: Muy Interesante.

Hay considerables esfuerzos ya en marcha para detectar este fenómenos. El más importante es, probablemente, el experimento LIGO en EEUU. Hay también proyectos en Europa (Geo600) y Asia (el TAMA300). 

Básicamente la detección de este fenómeno, de darse, vendrá dada por el siguiente hecho: las ondas gravitacionales varían el tamaño de los objetos cuando pasan a través de ellos. Para detectar esto se construyen enormes interferómetros con dos brazos perpendiculares y se intenta observar esa diferencia. Como estas ondas se origina muy lejos de la Tierra este efecto es muy pequeño (del orden de $10^{-18}$ metros, mucho menos que el tamaño de un átomo de hidrógeno) y es muy difícil de detectar.

Esquema para la detección de ondas gravitacionales. Fuente

Hasta la fecha todas las medidas directas han fallado, pero hay medidas indirectas que parece indicar la existencia de este fenómeno, como el cambio en la órbita de quásares que orbitan de manera muy rápida. En cualquier caso seguimos esperando la medición correcta.


Computación cuántica


Este es mi punto favorito, ya que es el que más tiene que ver con mi trabajo. Como ya expliqué en un post anterior los ordenadores cuánticos nos permitirían hacer cosas que hoy en día ni siquiera imaginamos, el problema es como construir ordenadores cuánticos. 

La principal dificultad viene del hecho de que las propiedades de los sistemas cuánticos, como la coherencia o el entanglement, son muy frágiles y desaparecen debido a la interacción del sistema con el entorno. Esto hace que no vivan lo suficiente como para poder hacer cálculos con ellas. 

Por ahora hay diferentes caminos que se toman para conseguir este propósito. Uno de los principales es el iniciado por el español Ignacio Cirac, junto con Peter Zoller, que consiste en manipular átomos individuales mediante láseres (para interesados este es el artículo que lo inició todo). Esta técnica consiste principalmente en crear un casi-vacío en una caja y atrapar unos pocos átomos mediante láseres, esto se denomina técnicamente optical lattice, luego a esos átomos mediante la aplicación de otros láseres se les cambia el estado para conseguir lo que uno quiera. 


Una optical lattice según la Wikipedia.

Otras aproximaciones que se hacen a este problemas es mediante el estado cuántico de los fotones, las partículas de la luz. En este campo es Anton Zeilinger uno de los principales investigadores. Básicamente en este caso hay que producir fotones de uno en uno y luego combinarlos y cambiarlos mediante diferentes combinaciones de cristales y espejos, finalmente hay que usar detectores que funcionen con un sólo fotón. Esto como es imaginable no es una labor sencilla. 

Tanto átomos como fotones tienen sus pros y sus contras, los primeros tienen una vida más larga y los segundos son más rápidos a la hora de transportarlos. Sin embargo el como conseguir un ordenador cuántico sigue abierto.

También hay otras posibilidades abiertas, como mediante resonancia magnética nuclear, puntos cuánticos  o superconductores. Cual será la tecnología final aún no lo sabemos. 


Bosón de Higgs y dimensiones extra

Estos dos asuntos son muy diferentes pero están también muy relacionados. El bosón de Higgs es la última pieza que falta por encontrar del rompecabezas del Modelo Estándar de la Física de Partículas. Este modelo está muy bien ensamblado y explica todas las partículas existentes pero aún no resuelve el problema de por qué tiene masa. Para esto se añadió una partícula más que es la que le da la masa a todas las demás. 

Ilustración del funcionamiento del bosón de Higgs. Esta partícula (aquí representada por un científico importante), aglutina toda la masa alrededor suya. Autor: David Miller. 
El segundo problema que menciono es el de las dimensiones extra. Como ya expliqué brevemente en el post sobre la teoría de cuerdas, muchas nuevas teorías unificadoras añaden más dimensiones al espacio de las que conocemos. Todo esto será puramente especulativo a menos que se descubran efectos de estas dimensiones o se observen directamente. Podéis preguntaros cual es la relación entre estos dos fenómenos, el bosón de Higgs y las dimensiones extra, pues es muy sencillo: de encontrarse se encontrarán en el mismo sitio, en un acelerador de partículas. 

Los aceleradores de partículas, como su propio nombre indica, sirven para acelerar partículas y luego hacerlas colisionar. La cuestión es que el bosón de Higgs (de existir) necesita una gran energía para detectarlo, por otro lado las dimensiones extra son muy pequeñas y para detectarlas (si existen también) hace falta una energía muy grande. Por eso en los aceleradores se espera descubrir ambas. 

Sólo mencionar que sin duda el acelerador más importante del momento es el LHC, construido en el CERN. Este está en un túnel circular de 27 km y se espera que consiga colisiones de protones de hasta 14 Tera-electronvoltios (muchísima energía). Aún no tiene ningún resultado definitivo, pero sin duda arrojará bastante luz sobre estos asuntos.

Parte del túnel del LHC


Materia oscura

Como ya expliqué en el post sobre los grandes problemas de la física teórica actual, la materia oscura es un asunto que sigue dando quebraderos de cabeza. La relatividad y la mecánica de Newton predicen que debe estar ahí, pero aún no he ha observado directamente. Obviamente este problema estará abierto hasta que no se detecte la materia oscura o se construya una teoría que no la necesite. 

La cuestión principal es que esta materia, si existe, debe interaccionar muy poco con el resto de la materia y la luz. Si interaccionara fuertemente la habríamos detectado ya hace mucho, así que los detectores deben ser muy grandes (para maximizar la probabilidad de alguna interacción) y deben esperar bastante tiempo. Un gran problema de estos detectores suele ser diferenciar las detecciones correctas de otras partículas tales como neutrinos o rayos cósmicos. Para reducir estos efectos al mínimo muchos laboratorios se encuentran bajo tierra. 


Definición de kilogramo

Este último problema puede parecer bastante simple y poco "cool" al lado de los demás, pero es muy importante. Si miramos en Wikipedia la definición actual de kilogramo nos encontramos con: "la masa que tiene el prototipo internacional, compuesto de una aleación de platino e iridio, que se guarda en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas (BIPM) en Sèvres, cerca de París (Francia)."

Esta definición nos debe parecer rara si la comparamos, por ejemplo, con la de metro que es: "distancia que recorre la luz en el vacío durante un intervalo de 1/299.792.458 de segundo".

La diferencia es que mientras la definición de metro es objetiva y se basa en principios físicos verificables por cualquiera y universales, la de kilogramo se basa en una muestra. Esto es un problema por dos motivos, primero la muestra no está accesible a todos, por lo que se crearon diferentes modelos para cada país, a partir de estos se crean otros modelos y así sucesivamente por lo que hay un error que se va propagando. Además hay un problema más fundamental, esta muestra cambia con el tiempo, se desgasta por lo que un kilogramo de hoy no será un kilogramo dentro de 100 años y esto sí que es inadmisible (aquí una noticia al respecto). 

El Patrón Nacional de kilogramo de los Estados Unidos es el que actualmente rige como medida estándar en ese país. Se implantó en1889 y es revisado y vuelto a certificar de forma periódica a partir del estándar internacional primario, que se encuentra en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas (Francia).  Fuente: Wikipedia.

Para solucionar esto se optó por explorar dos caminos diferentes, uno consiste en definir el kilogramo en función de la masa de un átomo natural. En esta dirección el problema se reduce a contar el número de átomos que tiene una esfera de aproximadamente un kilogramo de silicio o carbono y así relacionar la masa del átomo de silicio con el kilogramo. Esto puede parecer trivial pero no lo es en absoluto, está el problema de hacer la esfera perfecta, que no haya impurezas y que que no haya isótopos diferentes que contaminen la muestra. Hay para ello un proyecto denominado El Proyecto Avogadro

La segunda opción consiste en ponerlo como función de la constante de Planck o la masa del electrón. Con un dispositivo muy novedoso, llamado Balanza de Watts se puede medir un peso mediante esta definición y la medida de una corriente eléctrica. Recientemente en la  Conferencia General de Pesas y Medidas se consensuó que este es el mejor camino para redefinir el kilogramo, pero hasta que no se apruebe una nueva definición todas las opciones siguen abiertas.


La balanza de Watt del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST). 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradecemos mucho tu opinión, pero comentarios difamatorios, insultantes o con ánimo de ofender, trollear o spamear serán eliminados. Tampoco se aceptan comentarios anónimos.