lunes, 20 de octubre de 2014

Desgranando ciencia necesita vuestra ayuda

En Diciembre del año pasado se celebró en Granada un evento divulgativo muy interesante, Desgranando Ciencia. Estos son algunos de los datos de lo que se consiguió entonces. 


  • 2 Días de evento en el Parque de las Ciencias de Granada + 3 Visitas a centros de investigación la semana posterior.
  • 35 Ponentes divididos en 10 sesiones temáticas.
  • 10 Talleres científicos.
  • 3 Espectáculos científicos.
  • 40 Voluntarios además de la treintena de organizadores.
  • 1800 visitantes durante los dos días del evento.
  • Trending topic local en Twitter en dos ocasiones.
  • Picos de más de 500 personas vieron las charlas en directo a través internet.


jueves, 2 de octubre de 2014

Buenos profesores malas calificaciones

La evaluación del profesorado es, y siempre ha sido, muy complicada. Esto lleva a cuestiones absurdas, como el hecho de que para acreditarte como profesor universitario la investigación te la evalúan por su calidad, mientras que la docencia se evalúa "al peso". Sin embargo, por muy absurdo que sea es un problema difícil de resolver, porque no sabemos bien cómo evaluar a un profesor* de una manera objetiva y fiable. 

Una medida cada día más en boga es la evaluación por parte de los alumnos. Esto ya existía cuando yo hice la carrera, allá por el pleistoceno, pero que yo sepa era y sigue siendo algo totalmente consultivo en España. En otros países y otras universidades, como las estadounidenses, sí se suele usar más para evaluar al profesorado. Sin duda, es un método objetivo, en cuanto a que se obtiene una nota numérica difícil de trampear por parte del profesor, y con un par de años ya se tiene una buena estadística, pero la pregunta es ¿es indicativo de una buena enseñanza?

Pues aparentemente no lo es, o al menos eso afirma una reciente publicación en la revista Economics of Education Review. El artículo en cuestión se titula Evaluating students' evaluations of professors, y es una colaboración de profesores de economía italianos y suizos.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Naukas 2014 en directo

El evento de divulgación Naukas 2014 acaba de comenzar. Si no estáis allí podéis hacer como yo y ver las charlas por streaming. El programa es excepcional, como suele ser, con divulgadores de la talla de Francis, César Tomé, Jose Manuel López Nicolás, Laura Morrón o Clara Grima.

Disfrutadlo, y aprended.





lunes, 22 de septiembre de 2014

La gilipollez cuántica de la semana: Entrevista a Jose Antonio Campoy, director de Discovery DSALUD

Como ya sabréis mi pobre física cuántica es últimamente la excusa constante de sanadores, cantamañanas, vendehumos, homeópatas, y gente de mal vivir en general. El último que he visto es una entrevista a un tal Jose Antonio Campoy, director de una revista cosa llamada Discovery DSALUD. 

En esta entrevista (por llamarla de alguna manera), se sueltan perlas tales como:

"El paradigma médico actual se basa en la existencia de unas llamadas enfermedades que los médicos combaten con fármacos. Y se trata de una falacia. Ni existen las enfermedades ni hay un sólo fármaco que cure una sola enfermedad."

que ya de por sí dan que pensar. Imagino que la penicilina no es un fármaco para este señor, y que la actual esperanza de vida nos la han regalado los illuminati a cambio de poner sus mensajitos en los billetes americanos (gracias amos reptilianos). Sin embargo, esto no es lo que me más me indigna. 

sábado, 16 de agosto de 2014

La física de la sopa de miso

Una de las cosas más bonitas de ser físico, o científico en general, es que puedes entender muchos fenómenos cotidianos. Aunque mi campo, la física cuántica, estudia fenómenos que sólo se dan bajo ciertas circunstancias muy concretas, otros campos son más dados a explicar cuestiones del día a día.

Desde mucho antes de ser científico ya disfrutaba observando lo cotidiano y tratando de explicar todo tipo de cuestiones. La forma de las nubes, las corrientes de un río, la estructura de un vidrio... Muchas eran las cosas que me llamaban la atención, y que me hicieron coger fama de despistado y distraido (fama totalmente infundada, por otro lado). 

¿Pero realmente alguien puede pedir una sopa de miso en un restaurante coreano,  observar un fenómeno cómo este y no quedarse anonadado?