Entrada destacada

Premio DIPC de Divulgación

jueves, 24 de noviembre de 2016

La física cuántica NO sustenta la homeopatía

Parece que sigue la moda de intentar justificar todo lo esotérico en la física cuántica. La estrategia es muy común y está bastante extendida. Como la física cuántica es poco intuitiva y difícil de entender cualquier cosa que me invente podrá ser justificada mediante ella sin que tenga que demostrarlo. Esto ha sido usado para defender muchas pseudociencias de nuevo cuño como la medicina cuántica (o energética) y la biodescodificación (o bioneuroemoción). Debido a esto hace ya un tiempo escribí el Decálogo en contra del esoterismo cuántico y el comunicado Sobre la supuesta base de la bioneuroemoción en la física cuántica. También podéis leer la entrada de la Wikipedia sobre el Misticismo Cuántico.

Al parecer esta argumentación falaz no sólo se aplica a nuevas pseudociencias, sino que se puede aplicar también a otras más clásicas. Ahora la moda es intentar utilizarla para justificar la homeopatía. Eso es lo que ha ocurrido en la web de Facebook del VI Congreso Nacional de Homeopatía, donde se han enlazado varios vídeos (incluyendo uno de un premio Nobel) defendiendo esta idea.






He tratado de participar en el debate al respecto en los comentarios, pero inmediatamente me han eliminado los comentarios y bloqueado. No me lo tomo a mal ya que prácticamente han eliminado todos los comentarios salvos los propios de la página, quedando así un esperpento de conversación con respuestas pero sin preguntas. Por eso he decidido escribir esta entrada explicando mi postura al respecto como investigador activa en física cuántica.

Primero, aquí tenéis los vídeos en cuestión.







El vídeo es muy típico en su defensa de la pseudociencia. No dice nada real, sólo mezcla conceptos de manera desordenada y usando términos técnicos sin mucho sentido. Por eso no lo han publicado en una revista científica, sino en un vídeo de Youtube que no tiene ningún control de calidad. El segundo ponente es el premio Nobel de Medicina Luc Montagnier, el invitado estrella del congreso. Merece la pena mencionar que Montagnier recibió el premio Nobel por el descubrimiento del VIH, no por la homeopatía. Habla de la memoria del agua, pero ese no es su campo de investigación. Si fuera cierto lo que dice, que puede probar esta memoria, sólo tendría que publicarlo para recibir otro premio Nobel, esta vez de Física o Química. Argumentar que lo que dice es cierto sólo porque tiene un Nobel es caer en la falacia ad verecundiam (o de autoridad).

Veamos entonces que nos tiene que decir la física cuántica sobre este tema.


Los fundamentos de la homeopatía

La homeopatía según la Wikipedia es:

La homeopatía (del griego ὅμοιος [hómoios], ‘igual’, y πάθος [páthos], ‘dolencia’) es un sistema de medicina alternativa creado en 1796 por Samuel Hahnemann basado en su doctrina de «lo similar cura lo similar» (similia similibus curentur), que sostiene que una sustancia que cause los síntomas de una enfermedad en personas sanas curará lo similar en personas enfermas. La homeopatía es una pseudociencia: una creencia que es presentada falsamente como ciencia. Las preparaciones homeopáticas no son efectivas para tratar ninguna enfermedad; estudios a gran escala ha demostrado que la homeopatía no son más efectivos que los placebos, lo que sugiere que cualquier sensación positiva posterior al tratamiento solo se debe al efecto placebo y la recuperación normal de la enfermedad.

Hahnemann creía que las causas subyacentes de las enfermedades eran fenómenos que llamó miasmas y que los remedios homeopáticos actuaban sobre ellos. Estos son preparados por diluciones sucesivas de la sustancia elegida en alcohol o agua destilada, seguidas de un enérgico golpe a un cuerpo elástico (usualmente un libro encuadernado en cuero). Usualmente la dilución continúa mucho más allá del punto donde ya no permanecen moléculas de la sustancia original. Los homeópatas seleccionan las preparaciones consultando libros de referencia conocidos como repertorios y considerando la totalidad de los síntomas de los pacientes, rasgos de personalidad, estado físico y psicológico e historia de vida.


En resumen, si tienes una dolencia que causa unos síntomas debes buscar un producto que cause síntomas similares. Ese producto lo diluyes mucho y entonces pasa a curar esos mismos síntomas. Como dice la Wikipedia en la mayoría de los casos los productos se diluyen demasiado, de modo que al final en el supuesto medicamento no queda ninguna molécula del compuesto original. Esto ocurre porque el concepto de átomo no estaba en absoluto aceptado a finales del siglo XVIII cuando Hahnemann propuso su pseudomedicina (el número de átomos en un cuerpo no se estimó hasta el siglo XX).

Este es el primer encontronazo entre la física cuántica y la homeopatía. No hay que olvidar que la física cuántica es la teoría que explica el comportamiento de átomos y moléculas, y la que nos dice que al no haber moléculas del compuesto original no es probable que haya ningún efecto.


La memoria del agua y la Física Cuántica

Como la ausencia de moléculas del  compuesto original en los productos homeopáticos es algo aceptado, los defensores de esta práctica han tenido que buscar algún recurso para justificarse. Lo han encontrado en la hipótesis de la memoria del agua, según la cual el compuesto que anteriormente contenía ha dejado algún tipo de huella en el agua que lo contenía.

Esto se puede estudiar desde dos puntos de vista diferentes. Desde el punto de vista teórico y el experimental.

El punto de vista teórico es el que tiene mayor relación con la física cuántica, ya que esta es una teoría. Desde ese punto de vista he de decir que no hay nada en la física cuántica, o en sus ramas la física atómica y molecular, que le de sustento a esta teoría. La estructura cristalina que se forma durante la solidificación depende de las condiciones del sustrato en el momento de la cristalización, no de interacciones anteriores con otras moléculas. si alguien tiene una teoría al respecto debería publicarla, pero no en el momento de escribir esto no hay nada publicado. La física cuántica no explica ese supuesto fenómeno.

El otro punto de vista es el experimental, que involucraría de nuevo a la Física Cuántica, pero también la Química o la Física de la Materia. En este sentido tampoco hay ningún resultado positivo. Es decir, hay muchos experimentos pero todos dan resultado negativo salvo algunos que no han podido ser replicados. Sobre eso ya hablamos en la entrada sobre los experimentos de Benveniste y Emoto.

Por supuesto siempre se puede alegar que el experimento, o la teoría, que explique la memoria del agua está por venir. Esto se puede utilizar para cualquier afirmación que uno quiera hacer, como "El experimento que explique que los hombres son más listos que las mujeres (o al revés) está por venir", o "el experimento que explique que Dios existe y es un Monstruo Volador Espaguetti está por venir". Lo que sí podemos decir es que la memoria del agua no está demostrada ni teórica ni empírcamente y que no hay ningún resultado que sustente esa hipótesis.


La "Explicación Vibracional"

Me refiero así a la explicación que da en el vídeo el Profesor Henry con los metrónomos. Habla de "coherencia" y lo mezcla con física cuántica cometiendo un tremendo error. La coherencia de los metrónomos es un fenómeno clásico, cosa evidente ya que los metrónomos son objetos clásicos. La coherencia cuántica es diferente, como ya explicamos en el post sobre la coherencia. Ocurre además que la coherencia cuántica es una propiedad muy frágil, que se pierde muy fácilmente cuando un sistema interacciona con su entorno. A esto se le llama Decoherencia Cuántica y es el principal motivo por el que no observamos efectos cuánticos en sistemas macroscópicos. De no ser existir la decoherencia la física cuántica no habría sido formulada en el siglo XX sino mucho antes.

No tiene sentido, además, decir que "un órgano ha perdido su coherencia con el resto" como afirma el Profesor Henry. Los organos no son metrónomos que oscilen y desde el punto de vista de la física cuántica hablar de la "coherencia de un órgano" es totalmente erróneo.

Todo esto recuerda mucho a la "medicina energética" de Bruce Lipton, que como ya hemos explicado es un total sinsentido.

El profesor Henry además realiza una afirmación totalmente incorrecta, al decir que una molécula puede almacenar cualquier cantidad de información al tener infinitos estados excitados. Esta afirmación me hace dudar de su conocimiento de la Teoría de la Información Cuántica, y le recomendaría que consultara a un experto.

¿Qué nos dice la ciencia sobre la homeopatía?

Como ya he dicho la física cuántica no da sustento a las hipótesis de los homeópatas en absoluto. Por supuesto no puede probar que no sea útil, ya que la medicina no es el campo de acción de la cuántica, pero sí que podemos decir que no tiene fundamento.

La efectividad de la homeopatía al final sólo puede demostrarse mediante ensayos clínicos. En ese sentido tampoco hay buenas noticias para esta pseudociencia. El estudio más extenso sobre homeopatía fue realizado en 2015 en Australia, mediante el análisis estadístico de anteriores estudios. Las conclusiones fueron claras. No hay pruebas de que la homeopatía sea efectiva para tratar ninguna condición.

Por supuesto, esta conclusión sólo se puede tomar como cierta dentro de los límites del estudio. Podría ser que la homeopatía cure, pero a tan pocos pacientes que no se pudiera detectar con los miles de pacientes estudiados. En ese caso tendríamos una terapia que cura, pero sólo de manera marginal. La efectividad de los antibióticos, por contrastar, puede ser demostrada con estudiar sólo unos pocos casos.



4 comentarios:

  1. La respuesta a los que juegan con la salud ajena es la educación basada en humildad, no la guerra contra las pseudociencias, que no creo que vayan a desaparecer nunca.
    La responsabilidad está repartida entre los que engañan y los que se dejan engañar.
    La libertad de elección exige educación y responsabilidad, algo que yo personalmente concedo a los que eligen mal, como parte de un aprendizaje personal.
    Por otro lado, la medicina tradicional es la única que cura enfermedades, lo que no quita que ante dolencias que no comprometen la vida se puedan probar métodos alternativos para tratar de sobrellevar los síntomas que no tienen repuesta en la misma, o que se atenúan con pastillas que no curan.
    La ciencia ha de avanzar mucho aún, no somos máquinas, hay nuevas formas de abordar las enfermedades sin dejar de lado la medicina tradicional, pero desde un punto de vista integral, mente y cuerpo es una unidad indisoluble, se retroalimentan, existen formas de abordarlas como la psiconeuroinmunoendocrinologia, que abren campos ilusionantes para lograr una compresión objetiva y abierta de lo que somos.
    A veces, tengo la sensación que tras la guerra que emprendéis contra todo el que opina diferente, los que investigáis o sois de ciencias, existen grandes dosis de ego, mas que de ética, espero estar equivocada.
    Te sigo, y aprendo, también me has bloqueado y eliminado mensajes por ser sincera, pero tampoco me lo tomo como algo personal.
    un saludo de una seguidora.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "A veces, tengo la sensación que tras la guerra que emprendéis contra todo el que opina diferente, los que investigáis o sois de ciencias, existen grandes dosis de ego, mas que de ética, espero estar equivocada."

      Estás equivocada. No hay ninguna guerra contra quien piensa diferente, hay una crítica al que vende cosas que no son ciertas, hace afirmaciones falsas o juega con la salud de los demás.

      Lo del ego es un caso típico de "atacar al mensajero y no al mensaje".

      Eliminar
    2. Me alegro, ahora solo falta que el mensajero baje del pedestal, y con un mensaje mas humilde y sabio conquiste a sus receptores...;)

      Eliminar
  2. Por cierto, te felicito en tu próxima paternidad, es una experiencia maravillosa, es una extensión nuestra que nos pone a prueba diariamente, de las mejores cosas de la vida, amor altruista e incondicional de como querer a alguien mas que a nosotros mismos, sin límites ni barreras...ya nos irás contando.

    ResponderEliminar

Agradecemos mucho tu opinión, pero comentarios difamatorios, insultantes o con ánimo de ofender, trollear o spamear serán eliminados. Tampoco se aceptan comentarios anónimos.