Entrada destacada

Premio DIPC de Divulgación

jueves, 20 de marzo de 2014

Los científicos y la cultura (respuesta a :"Un país de ignorantes orgullosos")

He leído recientemente un artículo de Patricia F. de Lis, titulado un país de ignorantes orgullosos. El tema que trata es muy recurrente en el mundo de la física y la divulgación, el desprecio por parte de cierto sector cultural hacia la cultura científica. En concreto habla de como los tertulianos de la radio pública comentaban de forma jocosa el no haber entendido el reciente resultado sobre la inflación. 

La falta de cultura científica es un problema, ciertamente, y se puede ver reflejado en muchos aspectos de la sociedad. En los programas de debate raramente hay científicos, sino expertos todólogos que lo mismo opinan de la situación de Ucrania, que del derecho al aborto, que de la situación científica española. Los manifiestos "intelectuales, generalmente a favor o en contra de alguna decisión gubernamental, están llenos de firmas de escritores, periodistas, actores, cantantes, pero rara vez importa la opinión de los científicos (ni las de los maestros, profesores y demás, pero eso es otra cuestión). En definitiva, que la sociedad española necesita más cultura científica es algo, en mi opinión, incuestionable y prioritario. 

Por otro lado, hay que reconocer que el nuevo resultado de la colaboración BICEP es bastante complicado de entender. Yo mismo soy físico, y estuve el día siguiente del anuncio en una charla que dieron los padres de la teoría inflacionaria en mi universidad. He de reconocer que entendí aproximadamente la mitad de la misma, ya que gran parte fueron cuestiones que están muy lejos de mi campo. Dada la importancia de este descubrimiento estoy haciendo un esfuerzo por comprenderlo lo mejor posible, pero con muchos otros no lo hago por simple falta de tiempo. Es evidente, entonces, que mucha gente no científica no comprenda bien cuál es el nuevo resultado y la importancia del mismo. Por suerte hay intentos de explicarlo para gente profana como el maravilloso post de cuentos cuánticos. No es razonable esperar que unos tertulianos comprendan y sepan comentar sobre este tema. Quizás lo que hay que hacer es olvidar la figura del tertuliano que opina de todos los temas, y pasar a invitar a gente informada de cada tema. Eso solucionaría muchos problemas, pero no sólo en cuestiones científicas. 

Por otra parte, según mi filosofía de intentar ver las cosas como son, en vez de como yo querría que fueran, no puedo obviar una frase del artículo: "No conozco a ningún científico que se jacte de no haber ido a un museo, de no haber visto una película o de no haber leído a Shakespeare". Esta afirmación sólo puede tener una causa, la autora conoce muy pocos científicos, o los conoce en poca profundidad. Me encantaría pensar que los científicos somos mejores en ese sentido que otros colectivos, que respetamos todas las ramas del conocimiento y somos menos prepotentes que otros miembros de la sociedad, pero el realismo no me deja. A lo mejor lo que quiere decir es que no conoce ningún científico que haya pronunciado en voz alta, y delante suya, la frase "me jacto de no haber leído a Shakespeare", aunque eso no fue lo que hicieron los tertulianos que critica, creo yo. 

No sé cuál es la causa psicológica concreta, pero en mucha gente veo una tendencia a intentar convencer a los demás de que sus conocimientos y su estilo de vida es el mejor. Yo soy alpinista y a los que no lo seáis os costará imaginar cuantos libros y artículos hay escritos basados en una simple idea: "Si no eres alpinista, tu vida es una mierda". Por supuesto, esto ocurre en muchos otros ámbitos. El que viaja mucho intenta convencer a la gente de que hay que viajar, el que vive en su pueblo toda su vida habla de lo importante que son las raíces, el que lee mucho lo mismo, el que sabe de electrónica, el que hace yoga... Los científicos no somos una excepción. En continuas ocasiones he visto a un científico, o simplemente una persona que ha estudiado una carrera científica, comentar lo importante que es que la gente aprenda más matemáticas, para inmediatamente después mostrar una total y absoluta ignorancia en otros temas como la política, la geografía o la literatura. 

Por supuesto yo tengo mi propio estilo de vida, en el que se incluyen muchas de las cuestiones mencionadas como aprender más de ciencia, viajar o practicar el alpinismo. En ese sentido, intento reducir al mínimo mi prepotencia con respecto a mi estilo de vida, aunque he de reconocer que no siempre lo consigo.


En definitiva, me gustaría que los científicos, y la gente con cultura científica, no veamos la paja en el ojo ajeno sin ver la viga en el propio, y que veamos nuestros propios defectos y carencias como vemos los de los demás.


Os dejo con una exageración humorística de la actitud de muchos científicos en estos temas. 


6 comentarios:

  1. Grandísimo este post. Totalmente de acuerdo.

    ResponderEliminar
  2. "No sé cuál es la causa psicológica concreta..."

    http://en.wikipedia.org/wiki/Tribalism#Tribalism_and_evolution

    ResponderEliminar
  3. Hola Daniel,
    Supongo que no todos los científicos serán iguales. Hay premios nobel que creen en cosas rarisimas y cientificos eminentes que votan al partido republicano de los EEUU.
    Científicos honestos y científicos hipócritas, científicos ateos y creyentes.. malos, como los que votan al partido republicano de eeuu y científicos buenos que se interesan por los problemas del mundo e intentan buscar la verdad desinteresadamente.
    Habrá de todo!!!!!!!!!!! científicos prepotentes y científicos altruistas y amables
    Aunque no viene mucho al caso, tengo una pregunta sobre las declaraciones que un científico, en este caso oncólogo especializado en física nuclear hace en la Contra de la vanguardia el 07/08/2013.
    Este señor ha escrito un libro titulado el poder anticancer de las emociones y sostiene las siguientes afirmaciones:

    1) que no estamos formados por partículas físicas: La materia parece ser una ilusión.
    2)Ya lo dijo Einstein: el mundo físico no es sino una manifestación del mundo inmateríal. Emociones y pensamientos generan ondas que pueden materializarse en el mundo físico. Piense en los nuevos videojuegos que se controlan con la mente: el casco de electrodos sirve como una interfaz para convertir la información mental en órdenes.
    Para sustentar todas estas afirmaciones utiliza la epigenética y la física cuántica.
    Yo creo que esto es una falacia y una chorrada!! Estoy en lo cierto o ésto tiene sentido????????
    Gracias por tu ayuda
    Besos

    ResponderEliminar
  4. http://drboukaram.com/dev/wp-content/uploads/La-Vanguardia-version-espagnole.pdf

    Te adjunto la dirección por si quieres leer la entrevista

    Gracias por tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, Anónimo.

      Perdón por la tardanza en responder. Las afirmaciones que hace ese señor sobre mi campo, la física cuántica, son el típico ejemplo de hablar sin tener ni idea. Todo lo que dice sobre las moléculas, las vibraciones y las resonancias no es conocimiento científico. Sobre medicina no opino, porque no es mi campo, pero dudo mucho que partiendo de una base física errónea se pueda llegar a una conclusión médica verdadera.

      Eliminar
  5. Gracias por tu respuesta
    Eres muy amable
    Merciiiiiiiii

    ResponderEliminar

Agradecemos mucho tu opinión, pero comentarios difamatorios, insultantes o con ánimo de ofender, trollear o spamear serán eliminados. Tampoco se aceptan comentarios anónimos.