Entrada destacada

Premio DIPC de Divulgación

jueves, 17 de julio de 2014

La informalidad del Ministerio de Economía con las estancias predoctorales FPI




En España hay dos programas principales para acceder a un doctorado. El de Formación de Profesorado Universitario (FPU) y el de Formación de Personal Investigador (FPI). Ambos son muy similares en condiciones y salario, y sólo cambia el método de acceso. Si en los contratos FPU se evalúa principalmente, aunque no exclusivamente, el currículum del candidato, en los FPI es el grupo de investigación el que decide. Es lógico que haya dos maneras distintas de evaluar y de acceder a la carrera investigadora. Con el programa FPU se selecciona a los mejores estudiantes, mientras que con el FPI los mejores grupos reciben algo de flexibilidad para elegir ellos mismos a sus trabajadores.  Yo pude hacer mi doctorado gracias a un contrato FPI. Era casi mi única opción ya que no tenía un gran expediente. Hay otros programas en España, sobre todo autonómicos, pero estos dos son los más importantes. 


En general ambos programas son razonables. El salario no es muy alto, pero nunca suele serlo en ese momento de la carrera. Por otra parte, ambos tienen una gran ventaja frente a otros programas, la posibilidad de hacer estancias. En concreto puedes solicitar pasar 6 meses por año investigando en grupos internacionales. Gracias a eso puedes estar fuera del país hasta la mitad del tiempo del contrato. La financiación de las estancias es también bastante razonable, al menos si no te vas a un país especialmente caro. 

Yo hice dos estancias durante my doctorado. Mi supervisor, Jesús Sánchez-Dehesa, me animó desde el principio a ir a visitar un buen grupo y aprender cómo trabajan. Él mismo lo organizó para que pudiera ir a Viena, al Instituto de Información y Óptica Cuántica. Allí pasé un total de 7 meses, trabajando en el grupo de Anton Zeilinger. La experiencia fue muy enriquecedora, la más importante de mi doctorado. Trabajé con Caslav Brukner, y en su grupo conocí a muchos jóvenes científicos que se han ido difuminando por el mundo. El número de seminarios que había en el centro me impresionó, y aprendí la importancia de la interacción entre grupos. Publiqué un artículo con el grupo, pero eso no fue lo más importante. Lo realmente importante fue el darme cuenta de que había otras maneras de hacer ciencia. Gracias a esas estancias decidí que después del doctorado saldría a conocer otros grupos y otras maneras de investigar. 

Debido a la importancia que tuvieron mis estancias en mi carrera, he recibido una reciente noticia con mucha preocupación. El Ministerio de Economía y Competitividad ha convocado las estancias en verano, y dando una escasa semana a los solicitantes. Parece una manera de intentar reducir el número de solicitantes para poder ahorrar así dinero sin tener que rechazar a la gente. En cualquier caso, es totalmente inapropiado. Muchos doctorandos estarán de vacaciones, y no tendrán tiempo de preparar la documentación. Privarlos así de una oportunidad tan importante es injusto. Si no hay dinero que el Ministerio de la cara y elija quien recibe y quien no la estancia, pero que no lo hagan de esta manera tan informal. 

Por estos motivos he firmado esta petición, y espero que los directores de los investigadores predoctorales que se queden sin contrato protesten enérgicamente al ministerio. 

Actualización I: Veo en Facebook de la FJI que parece que van a ampliar el plazo hasta el 12 de Septiembre. Algo es algo.



Actualización II: Ya es oficial, el nuevo plazo es hasta el 12 de Septiembre. Los afectados pueden agradecerle a la FJI que se hayan movido.

2 comentarios:

  1. Lo de poder pasar 6 meses en el extranjero era cierto… hasta el año pasado. En las dos últimas convocatorias lo han reducido a 4 como máximo, y se ha perdido la posibilidad de partir la estancia en dos períodos del mismo año, además.

    Veo que a ti también te impresionó la cantidad de seminarios que hay en algunos centros ahí fuera… yo estuve el año pasado en la universidad de Manchester y alucinaba :D

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas. No sabía que habían reducido el tiempo de la estancia. Es una faena. Yo me fui 3 y 4 meses, y ahora pienso que lo hice mal. Tendrían que haber sido 6 y 6, que en 3 meses no tienes tiempo de nada. En cualquier caso me parece eso más justo que andar convocando a traición para que la gente no pueda pedir.

      Y sí, me impresionó mucho eso de tener seminarios casi a diario, y que la gente asistiera. Me sacó de la cabeza la idea del científico ermitaño que no se relaciona con nadie.

      ¡Un saludo!

      Eliminar

Agradecemos mucho tu opinión, pero comentarios difamatorios, insultantes o con ánimo de ofender, trollear o spamear serán eliminados. Tampoco se aceptan comentarios anónimos.