martes, 12 de agosto de 2014

10 mitos sobre el cáncer desmentidos: Al cáncer le gusta el azúcar

Traducción (libre y por partes) del texto de la Cancer Research UK10 persistent cancer myths debunked


All cells use 'sugar', not just cancer cells

Otra idea que se encuentra mucho es que el azúcar "alimenta las células cancerígenas", sugiriendo que se debe eliminar completamente de la dieta de los pacientes. 

Esto es una inútil simplificación sobre un tema extremadamente complejo que estamos empezando a entender ahora. 


"Azúcar" es un término muy amplio. Se utiliza para un conjunto de moléculas que incluye los azúcares simples que se encuentran en las plantas, la glucosa y la fructosa. La cosa blanca para el café se denomina sacarosa y está formada por glucosa y fructosa. Todos los azúcares son hidratos de carbono, moléculas formadas por carbono, hidrógeno y oxígeno. 

Los hidratos de carbono -tanto si vienen de un pastel como de una zanahoria- son descompuestos por el sistema digestivo y liberan glucosa y fructosa. Estas son absorbidas por el sistema sanguíneo y nos dan la energía necesaria para vivir. 

Todas nuestras células, cancerígenas o no, utilizan la glucosa para obtener energía. Debido a que las células cancerígenas crecen muy rápido en comparación con las células sanas requieren mucho combustible. También hay evidencia que indica que la producción de energía en las células cancerígenas es diferente a la que ocurre en las células sanas. 

Investigadores trabajan en entender las diferencias entre el uso de energía en células cancerígenas y sanas, para así utilizar esta diferencia en el desarrollo de mejores tratamientos (incluyendo la interesante pero aún no probada droga DCA).

Todo esto no significa que el azúcar de los pasteles, caramelos y otras comidas azucaradas alimenten específicamente las células cancerígenas, comparado con cualquier otro tipo de hidrato de carbono. Nuestro cuerpo no selecciona qué células reciben tal o cual combustible. Básicamente convierte todos los hidratos de carbono que comemos en glucosa, fructosa y otros azúcares simples y las células los usan para producir energía cuando la necesitan. 

Es muy útil reducir la ingesta de azúcar como parte de una dieta saludable y para reducir el peso, pero eso tiene poco que ver con la afirmación de que la comida con azúcar alimenta el cáncer. 

Tanto el mito de la "dieta ácida" como el de "el azúcar alimenta el cáncer" distorsionan los consejos sobre alimentación -por supuesto, nadie dice que una dieta sana no tenga relación con el cáncer, podéis leer sobre la evidencia científica al respecto en nuestra web

Sin embargo, los consejos alimenticios se deben basar en hechos científicos y nutricionales. En relación a los consejos sobre como reducir el riesgo de cáncer mediante la alimentación los investigadores han probado que los mismos aburridos consejos sobre alimentación siguen siendo correctos. La fruta, la verdura, la fibra, la carne blanca y el pescado son buenos. Demasiada sal, grasa, azúcar, la carne roja o procesada y el alcohol son menos buenos. 

Este otro post (en inglés), "qué comer cuando estás en tratamiento para el cáncer" tiene una serie de consejos, basados en la evidencia científica, de la web de la Cancer Research UK. Este otro post, del blog Junkfood Science, explora la relación entre el cáncer y el azúcar con más profundidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradecemos mucho tu opinión, pero comentarios difamatorios, insultantes o con ánimo de ofender, trollear o spamear serán eliminados. Tampoco se aceptan comentarios anónimos.